Pechuga de pollo con especias

Pechuga de pollo con especias
Pechuga de pollo con especias

Muchos de nosotros solemos pasar la mayor parte del tiempo a dieta o al menos intentando comer cosas que sean bajas en calorías, por lo menos entre semana, para que así los pequeños placeres del fin de semana no causen estragos en nuestra anatomía (no todos tienen la suerte de algunos que comen y no engordan).
Y la fiel amiga de las dietas y del régimen es la pechuga de pollo por ser una carne con muchas proteinas, baja en colesterol y baja en calorías…. Pero tiene un inconveniente: es sosa como ella sola, no hay nada mas triste que una pechuga a la plancha. El truco para comerla y hacer de ella una fiesta sin tener que acudir al recurso de rebozarla (que rica la pechuga empanada! me recuerda a las salidas al campo en plan picnic) es usar a una buena aliada en un régimen: las especias.

Hace un año y medio me puse a dieta en serio y os puedo asegurar que este recurso me salvó del aburrimiento y me permitió cumplir mis objetivos mas fácilmente (y no es que comiera siempre pollo, pero ayudaba darle alegría al tema).
Normalmente suelo usar en mi cocina con las pechugas de pollo o bien un “popurri” de pimientas o unas especies que encontré en el Hipercor “toque especial Morocco”. Con unas u otras da gusto comer pechuga a la plancha.

Voy a poneros a continuación una receta baja en calorías, muy simple pero sabrosa.

Necesitareis los siguientes ingredientes:
-Pechuga de pollo
-Un tomate
-Un quesito fresco
-Albahaca u Orégano (según gustos)
-Aceite de oliva virgen y Sal
-Especies “Toque Especial Morocco” (Sal marina, Jenjibre, ajo, azucar, pimiento seco, alcaravea, sésamo, comino, canela, guindilla, cilantro, pimienta, tomillo, menta y cúrcuma)

Ponemos la plancha a calentar a 120º. Cogemos la pechuga de pollo y le ponemos las especies y la sal antes de ponerla en la plancha. Cuando el aceite esté caliente las ponemos en la plancha y en unos 5 minutos o menos las tendremos listas.

Para acompañarlas cogemos un tomate y lo cortamos en 4 rodajas, lo ponemos en el plato y rociamos con aceite de oliva y sal. Sobre las rodajas de tomate ponemos el queso fresco cortado también en lochas y espolvoreamos con albahaca y le ponemos otro poquito de aceite.


Así tenemos un plato bajo en calorías y muy sabroso con ayuda de las especias y las hierbas aromáticas. Y es verdad lo que me decía mi madre el otro día, desde que ando medio a dieta en mi despensa se han multiplicado el número de botes de especias y hierbas aromáticas… 😛

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *