Category Archives: Entrantes

Papas aliñás

Papas aliñás
Papas aliñás

Para hacer este entrante necesitamos:

Papas de tamaño pequeño
Cebolla nueva
Perejil
Atún en aceite de oliva
Huevo
Vinagre de Jerez
Aceite de oliva
Sal

Ponemos a cocer las papas en agua y sal, deben quedar tiernas pero enteritas, se dejan enfriar y las partimos rodajas, se aliñan con cebolla nueva y perejil picado, aceite, vinagre y sal. Así están muy buenas, pero si le añades huevo duro picado y atún en aceite de oliva para mi gusto ganan bastante.

Hay quien le pone pimiento verde y tomate picado, pero yo en casa siempre las pongo de las dos primeras formas.

 

Quizás también te interese:

Quiche Lorraine (Bacon y Queso)

Quiche Lorraine (Bacon y Queso)
Quiche Lorraine (Bacon y Queso)

La primera vez que probé una Quiche casera fue en casa de Bego y Toni, y fue gula a primera vista!! … o sea la devoré en un plis y me quedé con las ganas de hacerla en alguna otra ocasión. Esta vez tenía una oportunidad para cocinar para los amigos y estrenar la receta que me hizo llegar amablemente Toni y que ahora comparto con vosotros.

Con el lio de la cena no pude hacer fotos al proceso y no son mías las del resultado final, pero os pongo otras que he visto por la red y que son de la misma receta. La misma pinta deliciosa tenía. También os pongo unas curiosidades que he encontrado sobre ella en el blog Las recetas de mamá (que de ahí es de donde la sacó Toni por lo que he visto):

Esta tarta salada es un clásico de la cocina francesa. Fue creada en torno al siglo XVI en la región de la Lorraine. Una quiche se puede hacer con muchos rellenos diferentes, pero una “quiche lorraine” se prepara con nata, huevos, bacon ahumado y queso.

Para realizarla necesitamos los siguientes ingredientes:

Masa Quebrada (yo usé la de la Cocinera)
200 g de bacon ahumado
200 g de queso emmental rallado
una cucharada de aceite
200 ml de nata
100 ml de leche
4 huevos
sal y pimienta

Elaboración:
Podéis preparar vosotros si queréis la masa quebrada (en el enlace de las recetas de mamá está) pero yo sinceramente os recomiendo que uséis cualquier masa quebrada que venden en los supermercados, la que yo usé de la cocinera me fue genial y te ahorra tiempo y convierte este plato en algo rápido y sencillo de hacer sin tener que meter las manos en harina.
Primero tenéis que precalentar el horno hasta que alcance los 180º, mientras podéis colocar la masa quebrada sobre una tartera redonda desmoldable. La colocáis y elimináis la masa que os sobre en los bordes con la ayuda de un cuchillo. La masa quebrada no sube tanto como el hojaldre, pero para aseguraros de que no suba podéis usar el truquillo de poner sobre la masa unos cuantos garbanzos a la hora de meterla al horno y la pinchamos con un tenedor. Introducimos la tartera en el horno durante 15 minutos a 180º.

ponemos garbanzos o almendras para que hagan peso y no suba

Cuando esté lista la sacamos del horno y nos preparamos para rellenarla.
Podemos preparar el relleno mientras que ésta esté horneándose: para ello freímos en una sartén el bacon que puede ser a taquitos o a lonchas cortadas en tiras pequeñas, yo lo hice de esta última forma. Cuando esté frito lo ponemos en un plato con un papel para que absorba el aceite sobrante.
Se baten los huevos en un bol y se mezclan con la nata y la leche, se sazona con sal y pimienta.
Ponemos el queso rallado dentro de la tartera con la masa quebrada e incorporamos también el bacon. Sobre ellos vertemos todo lo que hemos mezclado en el bol (huevo, nata y leche).
Introducimos la quiche en el horno y horneamos durante unos 30 minutos a 180º (hasta que veamos que ha cuajado el huevo y la nata, comprobando esto último pinchando con un palillo y viendo que este sale limpio sin restos de masa).

Nosotros la tomamos templada, pasados unos minutos tras sacarla del horno y fué todo un éxito. También se puede tomar fría, con lo que está bien para cenas así en plan de picar un poco de todo puesto que la puedes dejar hecha un par de horas antes de que lleguen tus invitados y te evitas estar metida en la cocina.
Esa noche también nos deleitamos con las Chistorras con pistachos y la Pastela Moruna que puse en anteriores posts, un lujo para nuestras tripas. Buen provecho!!

Quizás también te interese:

Ensaladilla

Ensaladilla
Ensaladilla

Para hacerla necesitamos:

3 patatas medianas
2 huevos
Zanahoria
1 lata de atún en aceite
1 lata pequeña de chicharitos (guisantes)
Tiras de morrón
Mahonesa
Sal
Unas aceitunas sin hueso.

Ponemos a cocer en agua y sal las patatas, yo las pongo enteras porque en la olla rápida las controlo mejor para que no se pasen.

Cocemos dos huevos y si queremos poner zanahoria y chicharitos frescos pues se cuecen también, yo los puse de lata que son pequeños y ya vienen listos.

La zanahorias las pongo a tiras de las que vienen ya aliñaitas que tienen un buen gusto y no hay que poner tanta sal a la ensaladilla  porque la zanahoria fresca es más dulce.

Troceamos a cuadritos las patatas y uno de los huevos duros, cortamos las tiras de pimientos morrones  y de la zanahoria, ponemos el atún, las aceitunas picadas, sal y lo mezclamos todo con la mahonesa, lo adornamos al gusto y poco más, es un plato muy socorrido porque al ser frio, se puede preparar con tiempo.

Con estos ingredientes salen dos o tres raciones.

Quizás también te interese:

Setas con jamón

Setas con jamón
Setas con jamón

Este plato va bien solo o para acompañar  una carne o pescado a la plancha, solo necesitamos para dos personas:

– 300 grs. de setas frescas
– 2 lonchas de jamón serrano que no sean muy finas
– 1 Cebolla mediana
– 3 Dientes de ajo
– 1 ramita de perejil
– Aceite de oliva
– Sal

Lavamos y cortamos las setas a trozos. Ponemos a pochar en aceite la cebolla a tiras y los ajos picados, incorporamos las setas bien escurridas y el perejil picado, cuando falte poco para que estén tiernas se pone el jamón cortado a tiritas, lo dejamos cocer todo junto y comprobamos de sal.

Le podemos añadir unos huevos y tendremos un revuelto muy rico.

Espero que guste.

Quizás también te interese:

Zanahorias aliñadas

Zanahorias aliñadas
Zanahorias aliñadas

Las zanahorias aliñadas como entrantes están muy buenas y para hacerlas solo necesitamos:

– 6 zanahorias grandes
– 1 diente de ajo
– Perejil picado
– 1 pizca de pimentón
– Comino molido y en grano
– Aceite de oliva
– Vinagre de Jerez
– Sal

Pelar las zanahorias y partirlas en rodajas, se meten al microondas tapadas y se dejan cocer hasta que estén tiernas pero que no se pasen.

Para el primer plato puse más o menos la mitad de las zanahorias a las que añadí un diente de ajo (sin la parte de dentro) muy picado, perejil picado, comino en grano, pizca de pimentón, sal, vinagre y aceite.

zanahorias aliñás

Para el otro plato (que es mi preferido) puse en la batidora algunas rodajitas de zanahoria, un trocito de diente de ajo, si gusta con más sabor pues se pone un poco más, perejil, comino molido, pimentón, aceite, sal, vinagre y unas cucharadas de agua de la cocción se bate todo y se pone por encima a las zanahorias.

zanahorias aliñás a la crema

Esta crema está para mojar pan.

Quizás también te interese:

Pastela moruna

Pastela moruna
Pastela moruna

Esta es una variación de la original Pastela Moruna, que en vez de con pollo se hace con pichón, que usa almendras en vez de piñones y que se hace con masa brick en vez de hojaldre… Estas pequeñas variaciones que he visto que hace la gente por otros blogs de cocina,  hacen que sea mas sencilla su elaboración porque son ingredientes que se tienen mas a mano en la cocina y porque la combinación de especies “Ras el hanout” no es sencilla de encontrar en todos los sitios.
Precisamente que lleve tanta variedad de especies fue lo que me arrancó a hacer esta receta, me encanta combinar sabores y experimentar. También los hojaldres rellenos me pirran. Si queréis hacer una que se parece más a la original podeis verlo aquí:

Para realizarla necesitamos los siguientes ingredientes:

– 4 pechugas de pollo
– 1 cebolla
– 1 tomates grande
– 2 pimientos verdes (yo usé calabacín porque no me gusta el pimiento)
– 1/2 vaso de vino blanco
– 1 cucharadita de jengibre en polvo
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 1 cucharadita de nuez moscada
– 1 hoja de laurel
– 1 manojito de perejil
– 2 cucharadas de azúcar
– Unas hebras de azafrán o colorante
– 4 huevos
– 1 puñadito de pasas
– 1 puñadito de piñones
– 2 láminas de hojaldre
– Sal, aceite de oliva, pimienta
– Azúcar glass

Partimos el pollo en trozos pequeños y lo freimos salpimentado en una cazuela con poco aceite (cuanto más pequeños los hagáis mejor, a mi aun me salieron algo grandes) . Cuando esté hecho lo reservamos.

trocear la pechuga de pollo

Picamos la cebolla y el tomate en trozos pequeñitos, al igual que los calabacines (yo usé los congelados que vienen troceados y se pueden añadir directamente sin descongelar) y los ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Ingredientes
ponemos a pochar las verduras y reservamos el pollo

Cuando comiencen a hacerse, añadimos el pollo, las especias, el perejil picadito, el laurel, el azafrán, el azúcar y el vino. Lo dejamos cocer unos 15 minutos, destapado, para que vaya reduciendo.

añadimos todas las especies, incorporamos el pollo y ponemos el vino… a esperara a que reduzca

Luego añadimos las pasas y los piñones, a mi me gustan algo tostaditos con lo que los puse en sartén a parte y luego los incorporé.

Cuando haya reducido el vino incorporamos pasas y piñones

Batimos los 4 huevos (nos guardamos un poco de huevo para pintar la superficie) y los incorporamos a la sartén removiendo bien hasta conseguir un revuelto.

incorporamos los huevos batidos

Lo retiramos del fuego y dejamos enfríar. Mientras, podemos precalentar el horno a 220º. Cuando esté templado el relleno, estiramos una lámina de hojaldre sobre un papel de horno, colocamos encima el relleno, y cubrimos con la otra lámina. Yo estiré con un rodillo de madera la lámina de hojaldre porque veía que se me quedaba algo pequeña y también porque no me gusta que tenga un hojaldre demasiado grueso.

extendemos el relleno sobre una capa de hojaldre
tiene una pintaaaaaa… y huele de bien!

Doblamos los extremos pellizcándolos, para que no se salga al hornear y con la ayuda de un tenedor podemos presionar los bordes para sellarla. Pintamos la superficie con el huevo que habíamos reservado (yo uso un pincel de silicona que me compré y viene de perlas para estas cosas 😛 ) y espolvoreamos con azúcar glass.

pintamos con huevo la superficie y sellamos los bordes

Lo horneamos a 220º durante 15 minutos (según las instrucciones del hojaldre que hayáis comprado), con cuidado de que no se queme. Al sacarlo podemos espolvorearlo con algó más de azúcar glass y canela en polvo. Esto va al gusto, en algunos sitios he visto que lo cubren entero de azúcar glass, pero a mi me da que quedará demasiado dulzón así. Siempre estáis a tiempo de experimentar con una sola de las porciones a ver como está.

Sacamos del horno la pastela

Y a disfrutar de este plato que se puede comer cuando se haya enfriado un poco para disfrutar del hojaldre crujientito o bien se puede guardar para tomarlo en otros momentos puesto que dura un par de días y en un tupper para llevar no está nada mal.

Pastela Moruna
Ración de pastela moruna

Quizás también te interese:

Mejillones con picadillo

Mejillones con picadillo
Mejillones con picadillo

Este entrante viene bien en cualquier época del año, sólo necesitamos:

1 Kg. de mejillones
Tomates de picadillo
Un trozo de pimiento verde
Un trozo de cebolla
Aceite de oliva
Vinagre de Jerez
Sal
Unas hojas de lechuga
Aceitunas rellenas de morrón


Ponemos a cocer los mejillones con medio vaso de agua, cuando se abran los sacamos y retiramos una de las cáscaras. Hacemos un picadillo con tomates, pimiento y cebolla muy picados, le ponemos aceite de oliva, un poco de vinagre de Jerez, (hay que tener en cuenta que este vinagre es algo fuerte) y pizca de sal, movemos todo y lo ponemos encima de los mejillones, la misma concha sirve para comerlos, adornamos el plato con lechuga a juliana y rodajitas de aceitunas.
Más sencillo imposible. Espero que os guste.

Quizás también te interese: