Tag Archives: aperitivos

Ensaladilla

Ensaladilla
Ensaladilla

Para hacerla necesitamos:

3 patatas medianas
2 huevos
Zanahoria
1 lata de atún en aceite
1 lata pequeña de chicharitos (guisantes)
Tiras de morrón
Mahonesa
Sal
Unas aceitunas sin hueso.

Ponemos a cocer en agua y sal las patatas, yo las pongo enteras porque en la olla rápida las controlo mejor para que no se pasen.

Cocemos dos huevos y si queremos poner zanahoria y chicharitos frescos pues se cuecen también, yo los puse de lata que son pequeños y ya vienen listos.

La zanahorias las pongo a tiras de las que vienen ya aliñaitas que tienen un buen gusto y no hay que poner tanta sal a la ensaladilla  porque la zanahoria fresca es más dulce.

Troceamos a cuadritos las patatas y uno de los huevos duros, cortamos las tiras de pimientos morrones  y de la zanahoria, ponemos el atún, las aceitunas picadas, sal y lo mezclamos todo con la mahonesa, lo adornamos al gusto y poco más, es un plato muy socorrido porque al ser frio, se puede preparar con tiempo.

Con estos ingredientes salen dos o tres raciones.

Quizás también te interese:

Mejillones con picadillo

Mejillones con picadillo
Mejillones con picadillo

Este entrante viene bien en cualquier época del año, sólo necesitamos:

1 Kg. de mejillones
Tomates de picadillo
Un trozo de pimiento verde
Un trozo de cebolla
Aceite de oliva
Vinagre de Jerez
Sal
Unas hojas de lechuga
Aceitunas rellenas de morrón


Ponemos a cocer los mejillones con medio vaso de agua, cuando se abran los sacamos y retiramos una de las cáscaras. Hacemos un picadillo con tomates, pimiento y cebolla muy picados, le ponemos aceite de oliva, un poco de vinagre de Jerez, (hay que tener en cuenta que este vinagre es algo fuerte) y pizca de sal, movemos todo y lo ponemos encima de los mejillones, la misma concha sirve para comerlos, adornamos el plato con lechuga a juliana y rodajitas de aceitunas.
Más sencillo imposible. Espero que os guste.

Quizás también te interese:

Entrantes de Aguacate y Berenjena con langostinos

Entrantes de Aguacate y Berenjena con langostinos
Entrantes de Aguacate y Berenjena con langostinos

En esta receta vamos a ver dos entrantes, uno elaborado con aguacate y otro con berenjenas.

Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 Berenjena
1 Aguacate
Hojas de lechuga
3 Palitos de cangrejo
Langostinos
Ketchup
Mahonesa
Harina para freir
Aceite de oliva
Sal

Elaboración del entrante de berenjenas con langostinos:
Partir muy fina la berenjena, se sala un poco y se envuelve con cada rodaja un langostino crudo, se les pone un palillo para cerrarlas bien, se pasan por harina y se frien. También se pueden rebozar las rodajitas en huevo batido y pan rallado

Berenjenas con langostinos

Elaboración de los Aguacates rellenos de langostinos y palitos de cangrejo:

El aguacate se abre y se vacía la carne, hacemos una salsa suave con mahonesa y Ketchup, en ella pondremos las hojas más tierna de la lechuga partida a juliana, la carne del aguacate, los palitos de cangrejo y los langostinos cocidos todo partido a trocitos, con esta mezcla llenamos las mitades del aguacate, se adorna con langostinos cocidos y tiritas de pimiento morrón.

Aguacates rellenos de palitos de cangrejo y langostinos

Facilísimo de hacer y muy rico, espero que os guste.

Quizás también te interese:

Piña Caracas con queso y nueces

Piña Caracas con queso y nueces
Piña Caracas con queso y nueces

Quien me conoce sabe de sobra que no soy lo que se dice un chef; no tengo ni la habilidad ni la inspiración para serlo, y normalmente dejo la cocina mínimamente sofisticada a la gente a la que le gusta de verdad. Eso sí, como todo escribiente tiene un borrón, tengo un plato que preparo habitualmente y que es un éxito asegurado. Es un entrante (aunque haya gente que insista en que es un postre) de queso con piña, pero con un punto especial que le hace tener un sabor delicioso.

No sé si este entrante tiene un nombre concreto; lo probé en la boda de unos amigos venezolanos, así que supongo que será típico de aquel país. Lo que sí que se es que todo el que lo prueba acaba repitiendo 😀 Este muy sencillo de preparar; la única pega es que la preparación es un poco tediosa, pero aquellos de vosotros que tengáis un robot de cocina podéis ponerlo a trabajar y ahorraros un buen rato de andar removiendo.

INGREDIENTES
-Un bote mediano de rodajas de piña en su jugo, o cantidad equivalente de piña troceada (~ 400-500 gr.)
-Unos 100 gr. de nueces (peladas)
-Un par de tarrinas de queso Philadelphia o equivalente (~500 gr.)
-Vinagre y azúcar (una taza de cada)
-Crackers salados para servir (o cualquier modalidad de panecillo al gusto)

Os recomiendo comprar nueces ya peladas y la piña ya troceada para ahorrar tiempo, aunque obviamente si tenéis paciencia podeis usar igual nueces enteras o piña en rodajas. También recomiendo usar vinagre de vino (luego explicaré porqué) y azúcar blanquilla (con azúcar moreno no lo he probado).

PREPARACIÓN DE LA COBERTURA

La preparación de la cobertura es muy sencilla, aunque es el punto más aburrido de la preparación del plato porque exige estar un buen rato remueve que te remueve. En un cazo ponemos una taza de vinagre, una taza de azucar y la piña (si tenéis la piña en rodajas, troceadla a daditos no demasiado grandes). Aunque en principio sea sorprendente (a mí me lo pareció, desde luego), no hace falta más que el vinagre, la piña y el azúcar. De hecho, es mejor escurrir el jugo, porque si no estaréis todavía más rato.

A continuación, la mezcla se pone a fuego medio-bajo sin parar de remover. Con el tiempo el líquido se irá evaporando; la idea es llevarlo a un punto tal en el que quede un almíbar muy espeso (el líquido que quede debe tener apenas un par de milímetros de profundidad). Aquellos afortunados que tengan Thermomix o similar pueden ponerlo en la posición de remover y dejarlo trabajar tranquilo; al resto de los mortales nos toca estar removiendo y esnifando vapores de vinagre durante un buen rato (a mí me suele tardar en reducirse entre 45 y 60 minutos).

El resultado final es una masa de piña troceada y una pequeña cantidad de almíbar bastante viscoso (cuando se enfríe se quedará mucho más sólido). Puede que la piña se haya oscurecido un poco porque tiende a coger el color del vinagre, de modo que es mejor usar vinagres claros que oscuros (por ejemplo, si usais vinagre de Jerez la piña os quedará muy negra, aunque está buena igual). La piña “en su almíbar” se mete en la nevera durante unas horas hasta que esté bien fría.

PREPARACIÓN DE LA BASE

La base es simplemente queso de untar con nueces, que colocaremos estratégicamente en un recipiente adecuado. Troceamos las nueces peladas para que los trocitos no sean muy grandes, extendemos una capa de queso, espolvoreamos las nueces, extendemos otra capa y alisamos el conjunto. La idea es que quede una base plana de queso con las nueces dentro de manera más o menos homogénea.

Lo ideal es que esta base mida como dos dedos de alto. Con las cantidades que hay en la receta, esto corresponde a un recipiente más o menos del tamaño de una cuartilla. En la preparación de las fotos me salieron dos recipientes del tamaño que se muestra.

PRESENTACIÓN FINAL

Una vez esté bien fría la piña, se vierte sobre la base extendiéndola uniformemente y se sirve con cualquier panecillo o similar que sirva de base (yo suelo usar crackers salados, que le van estupendamente). Para servir, basta con llevar el cuchillo hasta abajo del recipiente y sacar un poco de todo: piña, queso y nueces. Y… ¡a chuparse los dedos!

Aunque está mejor recien hecho, este plato aguanta varios días en la nevera por si sobra, dado que, a pesar de lo rico que está, es bastante contundente… Y no es plan de derivar la atención del plato principal de la comida, ¿no? 🙂

Quizás también te interese:

Pintxo de Txistorra con pistacho

Pintxo de Txistorra con pistacho
Pintxo de Txistorra con pistacho

Un trozo de txistorra con un poco de pan nos sabe a gloria, ¿verdad? Pues vamos a preparar un pintxo que vi en “Mi blog de pintxos” y que me encantó que nos soluciona este tema en un sólo bocado y encima añadiendo el toque de unos pistachos y un poquito de miel para suavizar el sabor de la txistorra.
Para preparar unos 12 pintxos necesitamos:

– 3 Txistorras
– Pistachos pelados
– Pan de molde sin corteza
– Miel.
(Instrumentos: Picadora, rodillo amasar y Horno)

Para su preparación tomamos las txistorras y les quitamos la piel haciendo un corte longitudinal sobre ellas, saldrá con facilidad. Las echamos dentro de la picadora junto con los pistachos (la cantidad a poner va según el gusto de cada uno) y un poquito de miel. A continuación con un rodillo aplanamos las lonchas de pan de sandwich sin corteza. Para hacer los pintxos los haremos tomando la mitad de una loncha.


En ella colocaremos un poco de la masa que hemos hecho en la picadora y enrollamos. Sujetamos el rollo con un palillo.

Los colocaremos en una bandeja de horno sobre un papel vegetal. Los metemos en el horno precalentado a una temperatura de unos 180º con calor arriba y abajo.

Los tenemos en el horno unos 5-10 minutos, los retiramos cuando vemos que empiecen a dorarse un poco. Con esto conseguimos que el pan de molde recoja el “juguito” de las txistorras y que quede crujientito cuando vayamos a comerlo. Os recomiendo tomarlo templado y no dejar mucho tiempo entre su elaboración y su consumo para que sigan crujientes. Retiramos el palillo sujetando el pintxo para su presentación final.


Fuente: Mi Blog de Pintxos

Quizás también te interese:

Bacon Cheese Fries Caseras

Bacon Cheese Fries Caseras
Bacon Cheese Fries Caseras

Hace ya un tiempo me dió por buscar la receta de la salsa que usan para las fantásticas “Bacon Cheese Fries” que ponen en el Foster Hollywood. Pues bien, fue una prueba no superada .

Afortunadamente encontré por ahí perdido un post de alguien en un foro que decía que la salsa la vendían en el Carrefour. Es la salsa Ranch de la marca Ken Steak House. Aviso a navegantes, antes de que el Carrefour que pilla cerca lo cambiaran a Carrefour Planet, la salsa estaba con el resto de salsas, desde que es “Planet” está en la zona gourmet.

Pos bueno, vamos al lío, necesitamos patatas, queso de gratinar, la salsa y bacon.

Salsa Ranch, Queso de gratinar y Bacón

Freímos las patatas y las echamos en un recipiente de horno.
El bacon yo lo hago el microondas. Lo pongo en un cuenquito un par de minutos en el microondas y listo.
Echamos el bacon con las patatas un poco de queso y salsa al gusto. Lo removemos todo, y despues le echamos por encima queso para cubrirlas.
Lo metemos en el horno a gratinar y cuando este dorado lo sacamos y A COMER!!!

Bacon Cheese Fries listas para comer

Espero que os gusten!

Quizás también te interese:

Croquetas de Atún

Croquetas de Atún
Croquetas de Atún

Un entrante que nunca me ha fallado. Mis croquetas de atún sacadas inicialmente de una receta de Karlos Arguiñano.

Ingredientes (3-4 personas):

– 250gr de atún en conserva (aceite vegetal)
– 1 cebolla
– 70 gr de mantequilla
– 70 gr de harina
– 1/2 litro de leche
– harina, 2 huevos y pan rallado (para rebozarlas)
– Sal y Aceite.

Pica fina la cebolla y pochala en la sartén con la mantequilla a fuego lento. Cuando la cebolla esté hecha y tenga un color doradito añade el atún desmigado y la harina. Dale unas cuantas vueltas para que la harina se tueste un poquito, verás que se estará compactando el atún con la cebolla creandose una especie de masa.
Calienta un poco la leche y añádela a la sartén donde tienes el atún con la harina y la cebolla. Liga la mezcla durante unos 10 minutos y pruébalo de sal, con esto estaremos haciendo una especie de bechamel. Obtendrás una masa que debes dejar enfriar en una fuente para luego poderle dar forma a las croquetas.

Reboza las croquetas pasándolas por harina, huevo y pan rallado (en ese orden). Fríe las croquetas en una freidora o en una sartén con abundante aceite. Te aseguro que están deliciosas.

Quizás también te interese: