Tag Archives: especias

Pastela moruna

Pastela moruna
Pastela moruna

Esta es una variación de la original Pastela Moruna, que en vez de con pollo se hace con pichón, que usa almendras en vez de piñones y que se hace con masa brick en vez de hojaldre… Estas pequeñas variaciones que he visto que hace la gente por otros blogs de cocina,  hacen que sea mas sencilla su elaboración porque son ingredientes que se tienen mas a mano en la cocina y porque la combinación de especies “Ras el hanout” no es sencilla de encontrar en todos los sitios.
Precisamente que lleve tanta variedad de especies fue lo que me arrancó a hacer esta receta, me encanta combinar sabores y experimentar. También los hojaldres rellenos me pirran. Si queréis hacer una que se parece más a la original podeis verlo aquí:

Para realizarla necesitamos los siguientes ingredientes:

– 4 pechugas de pollo
– 1 cebolla
– 1 tomates grande
– 2 pimientos verdes (yo usé calabacín porque no me gusta el pimiento)
– 1/2 vaso de vino blanco
– 1 cucharadita de jengibre en polvo
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 1 cucharadita de nuez moscada
– 1 hoja de laurel
– 1 manojito de perejil
– 2 cucharadas de azúcar
– Unas hebras de azafrán o colorante
– 4 huevos
– 1 puñadito de pasas
– 1 puñadito de piñones
– 2 láminas de hojaldre
– Sal, aceite de oliva, pimienta
– Azúcar glass

Partimos el pollo en trozos pequeños y lo freimos salpimentado en una cazuela con poco aceite (cuanto más pequeños los hagáis mejor, a mi aun me salieron algo grandes) . Cuando esté hecho lo reservamos.

trocear la pechuga de pollo

Picamos la cebolla y el tomate en trozos pequeñitos, al igual que los calabacines (yo usé los congelados que vienen troceados y se pueden añadir directamente sin descongelar) y los ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Ingredientes
ponemos a pochar las verduras y reservamos el pollo

Cuando comiencen a hacerse, añadimos el pollo, las especias, el perejil picadito, el laurel, el azafrán, el azúcar y el vino. Lo dejamos cocer unos 15 minutos, destapado, para que vaya reduciendo.

añadimos todas las especies, incorporamos el pollo y ponemos el vino… a esperara a que reduzca

Luego añadimos las pasas y los piñones, a mi me gustan algo tostaditos con lo que los puse en sartén a parte y luego los incorporé.

Cuando haya reducido el vino incorporamos pasas y piñones

Batimos los 4 huevos (nos guardamos un poco de huevo para pintar la superficie) y los incorporamos a la sartén removiendo bien hasta conseguir un revuelto.

incorporamos los huevos batidos

Lo retiramos del fuego y dejamos enfríar. Mientras, podemos precalentar el horno a 220º. Cuando esté templado el relleno, estiramos una lámina de hojaldre sobre un papel de horno, colocamos encima el relleno, y cubrimos con la otra lámina. Yo estiré con un rodillo de madera la lámina de hojaldre porque veía que se me quedaba algo pequeña y también porque no me gusta que tenga un hojaldre demasiado grueso.

extendemos el relleno sobre una capa de hojaldre
tiene una pintaaaaaa… y huele de bien!

Doblamos los extremos pellizcándolos, para que no se salga al hornear y con la ayuda de un tenedor podemos presionar los bordes para sellarla. Pintamos la superficie con el huevo que habíamos reservado (yo uso un pincel de silicona que me compré y viene de perlas para estas cosas 😛 ) y espolvoreamos con azúcar glass.

pintamos con huevo la superficie y sellamos los bordes

Lo horneamos a 220º durante 15 minutos (según las instrucciones del hojaldre que hayáis comprado), con cuidado de que no se queme. Al sacarlo podemos espolvorearlo con algó más de azúcar glass y canela en polvo. Esto va al gusto, en algunos sitios he visto que lo cubren entero de azúcar glass, pero a mi me da que quedará demasiado dulzón así. Siempre estáis a tiempo de experimentar con una sola de las porciones a ver como está.

Sacamos del horno la pastela

Y a disfrutar de este plato que se puede comer cuando se haya enfriado un poco para disfrutar del hojaldre crujientito o bien se puede guardar para tomarlo en otros momentos puesto que dura un par de días y en un tupper para llevar no está nada mal.

Pastela Moruna
Ración de pastela moruna

Quizás también te interese:

Pechuga de pollo con especias

Pechuga de pollo con especias
Pechuga de pollo con especias

Muchos de nosotros solemos pasar la mayor parte del tiempo a dieta o al menos intentando comer cosas que sean bajas en calorías, por lo menos entre semana, para que así los pequeños placeres del fin de semana no causen estragos en nuestra anatomía (no todos tienen la suerte de algunos que comen y no engordan).
Y la fiel amiga de las dietas y del régimen es la pechuga de pollo por ser una carne con muchas proteinas, baja en colesterol y baja en calorías…. Pero tiene un inconveniente: es sosa como ella sola, no hay nada mas triste que una pechuga a la plancha. El truco para comerla y hacer de ella una fiesta sin tener que acudir al recurso de rebozarla (que rica la pechuga empanada! me recuerda a las salidas al campo en plan picnic) es usar a una buena aliada en un régimen: las especias.

Hace un año y medio me puse a dieta en serio y os puedo asegurar que este recurso me salvó del aburrimiento y me permitió cumplir mis objetivos mas fácilmente (y no es que comiera siempre pollo, pero ayudaba darle alegría al tema).
Normalmente suelo usar en mi cocina con las pechugas de pollo o bien un “popurri” de pimientas o unas especies que encontré en el Hipercor “toque especial Morocco”. Con unas u otras da gusto comer pechuga a la plancha.

Voy a poneros a continuación una receta baja en calorías, muy simple pero sabrosa.

Necesitareis los siguientes ingredientes:
-Pechuga de pollo
-Un tomate
-Un quesito fresco
-Albahaca u Orégano (según gustos)
-Aceite de oliva virgen y Sal
-Especies “Toque Especial Morocco” (Sal marina, Jenjibre, ajo, azucar, pimiento seco, alcaravea, sésamo, comino, canela, guindilla, cilantro, pimienta, tomillo, menta y cúrcuma)

Ponemos la plancha a calentar a 120º. Cogemos la pechuga de pollo y le ponemos las especies y la sal antes de ponerla en la plancha. Cuando el aceite esté caliente las ponemos en la plancha y en unos 5 minutos o menos las tendremos listas.

Para acompañarlas cogemos un tomate y lo cortamos en 4 rodajas, lo ponemos en el plato y rociamos con aceite de oliva y sal. Sobre las rodajas de tomate ponemos el queso fresco cortado también en lochas y espolvoreamos con albahaca y le ponemos otro poquito de aceite.


Así tenemos un plato bajo en calorías y muy sabroso con ayuda de las especias y las hierbas aromáticas. Y es verdad lo que me decía mi madre el otro día, desde que ando medio a dieta en mi despensa se han multiplicado el número de botes de especias y hierbas aromáticas… 😛

Quizás también te interese: