Tag Archives: pollo

Rollito de pechuga

Rollito de pechuga
Rollito de pechuga

Para este plato necesitamos:

2 pechugas de pollo
100 grs. aprox. de carne picada de cerdo
Beicon
Jamón serrano
2 Cebollas medianas
Zanahorias
1 ramita de perejil
Condimento para pinchito
Media cucharadita de colorante
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal.

Aliñamos la carne picada que puede ser también de ternera o cerdo con condimento de pinchito y hacemos un rollo. Abrimos las pechugas en tres partes pero que quede toda en una pieza. Empezamos a liar poniendo primero el rollito de carne picada, ponemos zanahorias partidas con el pelador de patatas para que queden muy finas, tiras de beicon y jamón serrano. Le ponemos un poco de pimienta y sal, y seguimos enrollando, colocamos palillos para que no se abra, le podemos poner también una red.

Picamos en trozos muy pequeños las cebollas y las zanahorias, las ponemos con aceite para que se vayan sofriendo.  Añadimos un poco de agua y si queremos un chorrito de Jerez, cuando empiece a hervir metemos las pechugas y la ramita de perejil, hasta que estén tiernas, yo las puse en la olla rápida unos 15 minutos.

Se corta en rodajitas y se puede servir caliente con su salsa o en frio,  al gusto.

Quizás también te interese:

Pastela moruna

Pastela moruna
Pastela moruna

Esta es una variación de la original Pastela Moruna, que en vez de con pollo se hace con pichón, que usa almendras en vez de piñones y que se hace con masa brick en vez de hojaldre… Estas pequeñas variaciones que he visto que hace la gente por otros blogs de cocina,  hacen que sea mas sencilla su elaboración porque son ingredientes que se tienen mas a mano en la cocina y porque la combinación de especies “Ras el hanout” no es sencilla de encontrar en todos los sitios.
Precisamente que lleve tanta variedad de especies fue lo que me arrancó a hacer esta receta, me encanta combinar sabores y experimentar. También los hojaldres rellenos me pirran. Si queréis hacer una que se parece más a la original podeis verlo aquí:

Para realizarla necesitamos los siguientes ingredientes:

– 4 pechugas de pollo
– 1 cebolla
– 1 tomates grande
– 2 pimientos verdes (yo usé calabacín porque no me gusta el pimiento)
– 1/2 vaso de vino blanco
– 1 cucharadita de jengibre en polvo
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 1 cucharadita de nuez moscada
– 1 hoja de laurel
– 1 manojito de perejil
– 2 cucharadas de azúcar
– Unas hebras de azafrán o colorante
– 4 huevos
– 1 puñadito de pasas
– 1 puñadito de piñones
– 2 láminas de hojaldre
– Sal, aceite de oliva, pimienta
– Azúcar glass

Partimos el pollo en trozos pequeños y lo freimos salpimentado en una cazuela con poco aceite (cuanto más pequeños los hagáis mejor, a mi aun me salieron algo grandes) . Cuando esté hecho lo reservamos.

trocear la pechuga de pollo

Picamos la cebolla y el tomate en trozos pequeñitos, al igual que los calabacines (yo usé los congelados que vienen troceados y se pueden añadir directamente sin descongelar) y los ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Ingredientes
ponemos a pochar las verduras y reservamos el pollo

Cuando comiencen a hacerse, añadimos el pollo, las especias, el perejil picadito, el laurel, el azafrán, el azúcar y el vino. Lo dejamos cocer unos 15 minutos, destapado, para que vaya reduciendo.

añadimos todas las especies, incorporamos el pollo y ponemos el vino… a esperara a que reduzca

Luego añadimos las pasas y los piñones, a mi me gustan algo tostaditos con lo que los puse en sartén a parte y luego los incorporé.

Cuando haya reducido el vino incorporamos pasas y piñones

Batimos los 4 huevos (nos guardamos un poco de huevo para pintar la superficie) y los incorporamos a la sartén removiendo bien hasta conseguir un revuelto.

incorporamos los huevos batidos

Lo retiramos del fuego y dejamos enfríar. Mientras, podemos precalentar el horno a 220º. Cuando esté templado el relleno, estiramos una lámina de hojaldre sobre un papel de horno, colocamos encima el relleno, y cubrimos con la otra lámina. Yo estiré con un rodillo de madera la lámina de hojaldre porque veía que se me quedaba algo pequeña y también porque no me gusta que tenga un hojaldre demasiado grueso.

extendemos el relleno sobre una capa de hojaldre
tiene una pintaaaaaa… y huele de bien!

Doblamos los extremos pellizcándolos, para que no se salga al hornear y con la ayuda de un tenedor podemos presionar los bordes para sellarla. Pintamos la superficie con el huevo que habíamos reservado (yo uso un pincel de silicona que me compré y viene de perlas para estas cosas 😛 ) y espolvoreamos con azúcar glass.

pintamos con huevo la superficie y sellamos los bordes

Lo horneamos a 220º durante 15 minutos (según las instrucciones del hojaldre que hayáis comprado), con cuidado de que no se queme. Al sacarlo podemos espolvorearlo con algó más de azúcar glass y canela en polvo. Esto va al gusto, en algunos sitios he visto que lo cubren entero de azúcar glass, pero a mi me da que quedará demasiado dulzón así. Siempre estáis a tiempo de experimentar con una sola de las porciones a ver como está.

Sacamos del horno la pastela

Y a disfrutar de este plato que se puede comer cuando se haya enfriado un poco para disfrutar del hojaldre crujientito o bien se puede guardar para tomarlo en otros momentos puesto que dura un par de días y en un tupper para llevar no está nada mal.

Pastela Moruna
Ración de pastela moruna

Quizás también te interese:

Pollo con Costra a la Italiana

Pollo con Costra a la Italiana
Pollo con Costra a la Italiana

Hacía tiempo que no sentía en la boca una fiesta de sabores, y que no disfrutaba tanto comiendo un plato. Tanto que me he quedado con ganas de repetir y nos ha sabido a poco.
De nuevo en el blog de “Anitacocinitas” vi esta receta que me llamó la atención por su sencillez y porque intuía de todas todas que iba a estar buenísimo el plato: Pollo con costra a la italiana.

Para realizarla necesitamos los siguientes ingredientes (2 personas):

– 2 pechugas de pollo enteras o 4 filetes finos
– 2 cucharadas soperas de mayonesa
– 40 g de queso Grana Padano en polvo
– Una cayena
– 5 hojas de albahaca fresca
– 3 tomates secos (los encontré en la frutería de mercadona)
– 7 g de pan rallado
– Orégano

La preparación es sencilla y requiere muy poco tiempo.

Precalentamos el horno a 220º.

Colocamos en una fuente de horno las pechugas fileteadas, el que sean mas finas o gruesas simplemente influirá en el tiempo que lo tengamos luego en el horno. Yo tenía pechugas de corte mas bien fino con lo que puse 4 filetes para dos personas, si son mas gruesas puedes reducirlo a una pechuga por persona.

Ingredientes

Ponemos en un cuenco las dos cucharadas de mayonesa, 30g del queso en polvo, los tomates secos muy picaditos (desde hoy son fan!), la cayena desmenuzada, la albahaca (o hierbabuena) muy picada y un poco de orégano.

metemos y mezclamos los ingredientes en un bol

Mezclamos bien y extendemos sobre la superficie del pollo con la ayuda de una espátula procurando que quede bien cubierto.

con una espátula cubrimos las pechugas

Por otro lado, mezclamos el resto del queso, el pan rallado y el orégano y espolvoreamos sobre la mezcla anterior. Si os gusta el queso sed generosos con él.

Espolvoreamos el queso y el pan rallado con orégano

Horneamos 15 minutos a 220º (20 minutos si las pechugas son mas gruesas) y tendrás la cocina con un olor a albahaca y queso impresionante!! Ya huele igual de bien que sabe.

Pechugas con costra italiana

A disfrutar de la fiesta de notar el tomate y la albahaca en tu boca y de vez en cuando el picantito de la cayena. De verdad que triunfaréis con este plato. Yo ya me estoy planteando hacerlo para mis próximos invitados 🙂

“Orgastronómico”!!!

Quizás también te interese:

Aneto con salsa castellana

Aneto con salsa castellana
Aneto con salsa castellana

Fui a visitar a mis suegros a Jerez y de regalo me encontré con todos los ingredientes para realizar un buen puchero y con un par de Anetos!! Aun no los había probado (si me habían hablado de ellos) y ya que los tenía me las ingenié para buscar la receta de la salsa castellana que es con lo que se suelen comer. Así que el domingo mi novio y yo disfrutamos de un buen Aneto con Salsa Castellana.

Ingredientes para 2 personas:

– 2 Anetos (filetes de pollo rellenos de queso y de jamón serrano empanados)
Salsa Castellana:
– 1 cebolla
– 3 o 4 Champiñones pequeños
– Medio vasito de vino blanco
– Media pastilla de avecrem
– Una hojita pequeña de laurel
– Aceite, Agua, Pimienta negra molida
– Taquitos de Jamón serrano o Bacon.

Los Anetos aquí por el sur parece ser que en las carnicerías los venden preparados, los que me dió Pepa venian listos ya. Pero los puedes preparar tú mismo y no es complicado. Simplemente es una pechuga de pollo abierta como un librito en la que metes una loncha de jamón serrano y otra de queso que funda facilmente. Después hay que empanar la pechuga rellena con harina, huevo y pan rallado.

Anetos preparados

La salsa no es nada complicada y acompaña muy bien cualquier tipo de carne. Para hacerla pica bien la cebolla y los champiñones en láminas.

Pica fina la cebolla y lamina los champiñones

Ponlos en una sartén con aceite y cuando empiecen a hacerse (cebolla tono doradito y el champiñón se vaya poniendo mas blandito) añade la hojita de laurel, la pimienta, la media pastilla de avecrem y los taquitos de jamón o bacon.
A continuación pon el medio vasito de vino blanco y si lo deseas un chorrito de agua. Dejamos que hierva y que reduzca poco a poco el caldo a fuego lento. Conseguiremos al final una salsita algo densa con la que acompañaremos los anetos.
Mientras que la salsa se va reduciendo aprovecharemos para freir en una sartén con abundante aceite los anetos, que los tendremos listos en un par de minutos.No poned el fuego demasiado fuerte para que se vaya haciendo la pechuga bien y no se queme pronto el rebozado.

Aneto con Salsa Castellana

A mi novio no le sientan muy bien los champiñones, con lo que opté por ponerle poquitos y acompañarlo con patatas fritas de las buenas. Tampoco está mal esa combinación.

Aneto con patatas fritas y salsa.

Quizás también te interese:

Pimientos rellenos de carne

Pimientos rellenos de carne
Pimientos rellenos de carne

Ingredientes:
Un pimiento o dos por persona
Carne picada de pollo y ternera
Cebolla
Ajo
Perejil
Un huevo
Pan rallado
Sal y pimienta al gusto.

 

Para la salsa de tomate: 
Tomates maduros naturales o triturados
Un pimiento
Cebolla
Laurel
Aceite de oliva
Sal

Escogemos pimientos que estén derechitos y sean más bien largos, se cortan por arriba para quitarles las pepitas. Se hace una masa con la carne picada, cebolla, ajo y perejil muy picado, se le añade un huevo y pan rallado que admita, sal y un poco de pimienta si se quiere, la masa debe quedar flojita.

Rellenamos con ella los pimientos. Para que la masa no se salga le ponemos huevo batido y pan rallado por el lado del relleno.

Ponemos aceite de oliva en una cacerola con el pimiento y la cebolla a trocitos, se rehoga un poco y se añaden los tomates triturados, se le pone laurel, sal y un poco de azúcar, cuando empiece a hervir, se ponen los pimientos y se espera que se cocinen a la vez de la salsa, también se pueden freír y se ponen en la salsa cuando ya esté terminada.

Yo los coloqué en una bandeja, les puse salsa bechamel y los metí al horno para que gratinaran.

Los acompañé con unas patatas muy pequeñas que cocí al microondas, las pelé y en una sartén puse aceite, ajo y perejil rallado y le añadí las patatas antes de que tomaran color, dándoles vueltas para rehogarlas, no son fritas, pero dan el pego.

 

Otro día los pondré rellenos de tortilla de patatas, que están muy ricos también.

Espero que os guste.

No he dado cantidades porque depende mucho de lo grandes que sean los pimientos.

Quizás también te interese:

Albóndigas de Pollo en Salsa

Albóndigas de Pollo en Salsa
Albóndigas de Pollo en Salsa

Para la masa de carne necesitamos:

Una pechuga de pollo
Un huevo
Una rebanada de pan mojado en leche
Perejil
Cebolla
Sal
Pimienta
Pan rallado.

 

Para la salsa necesitamos:

Tres ó cuatro zanahorias
Una cebolla
Un par de dientes de ajo
Perejil picado
Colorante o azafrán
Un chorrito de vino blanco
Pizca de pimienta al gusto
Una hoja de laurel
Sal o pastilla de caldo
Aceite de oliva

Estas albóndigas van sin empanar y sin freír.

Ponemos la carne picada, una ramita de perejil y como media cebolla mediana que pasamos por el picador para que quede muy molido, el pan mojado en leche y escurrido, sal, pizca de pimienta y un huevo, se amasan, deben de quedar flojitas, pero si hace falta le ponemos un poco de pan rallado. Una vez de amasadas hacemos bolitas y reservamos.

Para la salsa:

Ponemos en una cacerola un chorro de aceite de oliva, cuando esté caliente le ponemos los dientes de ajo, la cebolla y las zanahorias muy picados, dejamos que se doren, apartamos y lo pasamos por la batidora (Si se quiere podemos dejarlo como está), se le añade el vino, el laurel y el perejil picado, la pizca de pimienta y medio vaso de agua. Esperamos a que empiece a hervir y se les pone las albóndigas poco a poco para que no se peguen entre ellas, las dejamos que se pongan tiernas, si vemos que hace falta más caldo, le vamos añadiendo algo más de liquido, a esta salsa se le pueden poner unos champiñones, o unos guisantes. Y a mojar pan!!

 

Mando las dos variantes del mismo plato, esta vez con salsa casera de tomate, pimiento y cebolla.

Básicamente partimos de la misma forma de hacer las albóndigas, pero con otra salsa, para hacerla necesitamos:

Tomates maduritos y rojos
Un par de pimientos verdes de freír
Una cebolla
Laurel
Orégano
Sal
Pimienta
Aceite de oliva.

 

Ponemos en una cacerola un chorro de aceite de oliva al que incorporaremos tomates pelados y sin pepitas troceados muy pequeño ( Podemos poner tomate ya triturado), partimos a trocitos los pimientos y la cebolla, rehogamos todo un poco y le ponemos el laurel, la pizca de pimienta, pizca de orégano, perejil picado, una cucharadita de azúcar para quitarle la acidez al tomate y la sal, dejamos que hierva y le vamos poniendo las albóndigas que se harán mientras que se reduce el tomate hasta hacer la salsa

 

Buen provecho!!

Quizás también te interese:

Pechuga de pollo rellena con verduras

Pechuga de pollo rellena con verduras
Pechuga de pollo rellena con verduras

Hace unas semanas Paqui, la madre de una de las cocinicas de este Blog (NemesisIshtar), nos regaló una caja de pimientos de Almería. Pimientos que fueron repartidos entre los miembros de la familia y a mi me tocaron 4 pimientos que daba pena comerlos de los bonicos que son 😛

Y si no me equivoco el color de ellos depende del grado de madurez de los pimientos yendo del verde , amarillo, naranja y rojo. Me dijeron un truco para poder conservar estos pimientos y poder usarlos cómodamente en otras ocasiones. El truco está en trocearlos (al gusto) y meterlos en una bolsa hermética en el congelador.

menudo festival de color

Así solo tenemos que coger los que necesitemos y ponerlos en la plancha o en la sarten para que se hagan, sin necesidad de descongelar previamente si no queremos.

Aprovechando que ya los tenía troceados hice una receta que me sugirió mi madre (Conchi) y a la que yo le hice una pequeña variación.

Para hacerla necesitareis los siguientes ingredientes:

– Una pechuga de pollo gruesa (para abrir como un libro) o dos de ellas de corte fino.
– Pimientos
– Champiñones
– Queso Philadelphia
– Queso en polvo Grana Padano
– Pimienta, Aceite y Sal.

En la plancha asamos las verduras, yo he usado pimientos y champiñones pero se le pueden poner las que os gusten. Mientras precalentamos el horno a 200º. Retiramos las verduras cuando estén hechas, no poned el fuego demasiado fuerte para que se vayan haciendo poco a poco y no se os quemen.
En una fuente para horno que untaremos con aceite de oliva ponemos la pechuga de pollo y sobre ella ponemos una capa fina de queso de untar philadephia, colocamos una capa de verdurita que hemos hecho antes a la plancha (si hemos abierto la pechuga como un libro, en su interior es donde pondremos las verduras y lo uniremos con un palillo o lo coseremos con hilo de cocina), después colocamos la otra pechuga fina a modo de tapa.
Espolvoreamos pimienta molida sobre la pechuga y rociamos también con un poquito de queso en polvo y de aceite de oliva.
Metemos en el horno las pechugas para que se cocinen durante unos 15 minutos aproximadamente. El resultado es espectacular, las pechugas salen supertiernas y la combinación con las verduras y el queso philadelphia hace que estén muy suaves y jugosas. (A quien lo le guste el queso puede prescindir de él, tiene pinta de que vayan a estar estupendas igual).

Quizás también te interese: