Tag Archives: jamón-serrano

Rollito de pechuga

Rollito de pechuga
Rollito de pechuga

Para este plato necesitamos:

2 pechugas de pollo
100 grs. aprox. de carne picada de cerdo
Beicon
Jamón serrano
2 Cebollas medianas
Zanahorias
1 ramita de perejil
Condimento para pinchito
Media cucharadita de colorante
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal.

Aliñamos la carne picada que puede ser también de ternera o cerdo con condimento de pinchito y hacemos un rollo. Abrimos las pechugas en tres partes pero que quede toda en una pieza. Empezamos a liar poniendo primero el rollito de carne picada, ponemos zanahorias partidas con el pelador de patatas para que queden muy finas, tiras de beicon y jamón serrano. Le ponemos un poco de pimienta y sal, y seguimos enrollando, colocamos palillos para que no se abra, le podemos poner también una red.

Picamos en trozos muy pequeños las cebollas y las zanahorias, las ponemos con aceite para que se vayan sofriendo.  Añadimos un poco de agua y si queremos un chorrito de Jerez, cuando empiece a hervir metemos las pechugas y la ramita de perejil, hasta que estén tiernas, yo las puse en la olla rápida unos 15 minutos.

Se corta en rodajitas y se puede servir caliente con su salsa o en frio,  al gusto.

Quizás también te interese:

Setas con jamón

Setas con jamón
Setas con jamón

Este plato va bien solo o para acompañar  una carne o pescado a la plancha, solo necesitamos para dos personas:

– 300 grs. de setas frescas
– 2 lonchas de jamón serrano que no sean muy finas
– 1 Cebolla mediana
– 3 Dientes de ajo
– 1 ramita de perejil
– Aceite de oliva
– Sal

Lavamos y cortamos las setas a trozos. Ponemos a pochar en aceite la cebolla a tiras y los ajos picados, incorporamos las setas bien escurridas y el perejil picado, cuando falte poco para que estén tiernas se pone el jamón cortado a tiritas, lo dejamos cocer todo junto y comprobamos de sal.

Le podemos añadir unos huevos y tendremos un revuelto muy rico.

Espero que guste.

Quizás también te interese:

Los Coloniales: El jamón que brilla

Los Coloniales: El jamón que brilla
Los Coloniales: El jamón que brilla

Restaurante Taberna Los Coloniales
Localización:
C/Fernández y González, 36-38 Sevilla

Ver Cocinicas en un mapa más grande
Especialidad: Tapeo
Opinión:
Es uno de los primeros restaurantes de tapas que me llevaron a conocer cuando visité Sevilla y quedé fascinada por lo rico que estaba todo y especialmente por un pan con salmorejo, carne mechada y jamón ibérico que me supo a gloria. De coña a mis amigos les decía que en mi tierra el jamón no brillaba, ni estaba tan rico como este.

Hay que armarse de paciencia porque siempre está lleno de gente, pero te apuntan al llegar en una pizarra y con calma te avisan para ocupar mesa. Puedes estar esperando dependiendo del día unos 20 minutos. Pero de verdad que vale la pena porque las raciones son abundantes, ricas y no muy caras. Eso si, la sobremesa te tocará disfrutarla en otro lugar, porque los camareros te van a ventilar pronto del sitio, siempre está lleno y les interesa que dejes las mesas vacías rápido. La tertulia y el cafetito en otro sitio. 😉

Fotos y recetas:

Entrada del establecimiento

Pizarra donde anotan los turnos

Carta de la Taberna Los Coloniales

Tabla Ibérica: Salmorejo, Jamón Ibérico y Huevos de Codorniz

Solomillo al Roquefort

Champiñones rellenos Strogonoff (tapa especial del día)

Crujiente de Berenjenas con Miel

Presa Ibérica y Tabla especial de la Casa (salmorejo, carne mechada y Jamón)

Pan con salmorejo, carne mechada y el jamón que brilla

Tenía curiosidad por saber en que consistía eso del “Strogonoff” e indagando mas tarde en casa, he descubierto que se trata esencialmente de una salsa que se suele hacer con carne de ternera. De hecho estos champiñones que he comido hoy estaban rellenos de trocitos de ternera encima de un lecho de esta salsa y cebollita.

Pongo aquí una receta de Ternera Strogonoff por si alguien tiene curiosidad.

Ingredientes:
3/4 kg de morcillo de ternera cortada en tacos
2 cucharaditas mostaza
2 cucharadas zumo de limón
1 cebolla picada fina
4 ó 5 cucharadas de aceite
1 pastilla de caldo concentrado de carne
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita pimienta negra
1/3 taza concentrado o salsa de tomate
200 g champiñones
250 cc de nata líquida para cocinar
Sal, aceite de oliva y perejil
Puré de patatas parra acompañar (opcional)

Elaboración:
Poner la carne en un bol, añadir la mostaza y el zumo de limón y dejar adobar de un día para otro.
Saltear la cebolla en el aceite y retirarla. En la misma sartén sofreir la carne escurrida. Cuando esté dorada incorporar el pimentón, la pimienta, el líquido del adobo de la carne, el concentrado de tomates disuelto junto con la pastilla de caldo de carne en una taza de agua hirviendo, los champiñones lavados y picados y la cebolla frita.
Dejar todo a fuego suave y tapado hasta que esté blando. Sazonar si fuese necesario y añadir la nata líquida, mezclando bien. Dejar reposar unos minutos.
Servir espolvoreado de perejil y acompañado de puré de patatas.
Fuente receta: Gastronomía La Verdad

En fin, con esta entrada doy por inaugurada una nueva sección en el blog donde haré recomendaciones gastronómicas. Acabo de mudarme a vivir a Sevilla y cada día descubro un sitio nuevo que tiene algo de especial (ya lo decía la canción eso de que Sevilla tiene un color especial jejeje…) . Así que iré compartiendo esos sitios en Cocinicas.

Quizás también te interese:

Champiñones Rellenos

Champiñones Rellenos
Champiñones Rellenos

El año pasado en Sevilla, probé los mejores champiñones rellenos de mi vida en “La Pitarra”. No hay mas que ver en la foto lo apetecibles y contundentes que son (rellenos de carne mechada creo, con algo mas que no recuerdo, con un fino rebozado que hacía que estuvieran crujientes por fuera y acompañados con una salsa parecida al all i oli y patatas fritas a lo pobre… aaahh!! .. me rugen las tripas con tan sólo recordarlo).

Pues desde entonces me rondaba la idea de saber como cocinar eso tan rico! El champiñón siempre se me había ocurrido usarlo como guarnición para muchos platos (pasta, carnes, pescados, etc) pero nunca darle el lugar del protagonista del plato. Así que miré por internet como se elaboraban e hice mi propia versión, pensando también que para mi estado de estar a régimen casi permanentemente ,podría estar incluido en mi dieta si lo que le metía no era demasiado contundente.

Os doy a continuación unas sugerencias para su relleno y cómo se preparan:

-Champiñones enteros de tamaño grande (mercadona tiene bandejas así)
-Unas lonchas de Queso Havarti (u otro queso que funda bien)
-Queso rallado o en polvo para gratinar.
-Rellenos: Jamón de York, Jamón Serrano, Atún… (admiten lo que vuestra imaginación quiera, yo he probado con esto y funciona)
-Orégano o Albahaca
-Aceite y Sal

La cantidad de champiñones que queráis usar dependerá del número de comensales y de si queréis presentarlos como entrante (no son mal plato como aperitivo) o como un primer plato. Según el tamaño del champiñón de 2 a 3 uds. por personas estará bien.
Se lavan bien los champiñones para evitar que tengan restos de tierra y les quitamos en “pie” a los champiñones. Sale bastante bien si con la ayuda de un cuchillo recorremos la base del champiñón, empujando un poquito salen casi solos sin tener que cortar. Usaremos el hueco que queda para meter nuestro relleno, pero eso lo haremos después de que hayan pasado por el horno.

Ponemos los champiñones en una fuente para meterlos en el horno, extendemos en la base de la fuente unas gotitas de aceite para que no se nos peguen. Les ponemos también un poco de sal y los ponemos a 200º en el horno durante unos 15 minutos.
Tras ese tiempo cuando los saquemos del horno veremos que han tirado bastante agua y que se nos habrá quedado dentro del hueco posiblemente, antes de pasar a rellenar los champiñones con lo que tengamos pensado es conveniente eliminarla de ahí.

Ahora llega la parte divertida, rellenar con lo que os apetezca. Yo normalmente pongo un trocito de Queso Havarti (un poquito es suficiente que cubra el hueco del champiñón) y luego una loncha o de Jamón de York o de Serrano y la hago encajar en el hueco (con atún están muy ricos también)
Le pongo un poco de queso para gratinar y orégano o albahaca (lo que mas os guste) y los pongo de nuevo en el horno 5 minutos más para que se caliente el relleno y se funda el queso.

Y en cuestión de 20 minutos tenéis hecho un plato muy rico, que puede ser de dieta si elimináis el tema del gratinado del queso, porque por lo demás simplemente está cocinado en el horno. ¡Qué aproveche!

Quizás también te interese: