Tag Archives: tomate

Pimientos rellenos de carne

Pimientos rellenos de carne
Pimientos rellenos de carne

Ingredientes:
Un pimiento o dos por persona
Carne picada de pollo y ternera
Cebolla
Ajo
Perejil
Un huevo
Pan rallado
Sal y pimienta al gusto.

 

Para la salsa de tomate: 
Tomates maduros naturales o triturados
Un pimiento
Cebolla
Laurel
Aceite de oliva
Sal

Escogemos pimientos que estén derechitos y sean más bien largos, se cortan por arriba para quitarles las pepitas. Se hace una masa con la carne picada, cebolla, ajo y perejil muy picado, se le añade un huevo y pan rallado que admita, sal y un poco de pimienta si se quiere, la masa debe quedar flojita.

Rellenamos con ella los pimientos. Para que la masa no se salga le ponemos huevo batido y pan rallado por el lado del relleno.

Ponemos aceite de oliva en una cacerola con el pimiento y la cebolla a trocitos, se rehoga un poco y se añaden los tomates triturados, se le pone laurel, sal y un poco de azúcar, cuando empiece a hervir, se ponen los pimientos y se espera que se cocinen a la vez de la salsa, también se pueden freír y se ponen en la salsa cuando ya esté terminada.

Yo los coloqué en una bandeja, les puse salsa bechamel y los metí al horno para que gratinaran.

Los acompañé con unas patatas muy pequeñas que cocí al microondas, las pelé y en una sartén puse aceite, ajo y perejil rallado y le añadí las patatas antes de que tomaran color, dándoles vueltas para rehogarlas, no son fritas, pero dan el pego.

 

Otro día los pondré rellenos de tortilla de patatas, que están muy ricos también.

Espero que os guste.

No he dado cantidades porque depende mucho de lo grandes que sean los pimientos.

Quizás también te interese:

Albóndigas de Pollo en Salsa

Albóndigas de Pollo en Salsa
Albóndigas de Pollo en Salsa

Para la masa de carne necesitamos:

Una pechuga de pollo
Un huevo
Una rebanada de pan mojado en leche
Perejil
Cebolla
Sal
Pimienta
Pan rallado.

 

Para la salsa necesitamos:

Tres ó cuatro zanahorias
Una cebolla
Un par de dientes de ajo
Perejil picado
Colorante o azafrán
Un chorrito de vino blanco
Pizca de pimienta al gusto
Una hoja de laurel
Sal o pastilla de caldo
Aceite de oliva

Estas albóndigas van sin empanar y sin freír.

Ponemos la carne picada, una ramita de perejil y como media cebolla mediana que pasamos por el picador para que quede muy molido, el pan mojado en leche y escurrido, sal, pizca de pimienta y un huevo, se amasan, deben de quedar flojitas, pero si hace falta le ponemos un poco de pan rallado. Una vez de amasadas hacemos bolitas y reservamos.

Para la salsa:

Ponemos en una cacerola un chorro de aceite de oliva, cuando esté caliente le ponemos los dientes de ajo, la cebolla y las zanahorias muy picados, dejamos que se doren, apartamos y lo pasamos por la batidora (Si se quiere podemos dejarlo como está), se le añade el vino, el laurel y el perejil picado, la pizca de pimienta y medio vaso de agua. Esperamos a que empiece a hervir y se les pone las albóndigas poco a poco para que no se peguen entre ellas, las dejamos que se pongan tiernas, si vemos que hace falta más caldo, le vamos añadiendo algo más de liquido, a esta salsa se le pueden poner unos champiñones, o unos guisantes. Y a mojar pan!!

 

Mando las dos variantes del mismo plato, esta vez con salsa casera de tomate, pimiento y cebolla.

Básicamente partimos de la misma forma de hacer las albóndigas, pero con otra salsa, para hacerla necesitamos:

Tomates maduritos y rojos
Un par de pimientos verdes de freír
Una cebolla
Laurel
Orégano
Sal
Pimienta
Aceite de oliva.

 

Ponemos en una cacerola un chorro de aceite de oliva al que incorporaremos tomates pelados y sin pepitas troceados muy pequeño ( Podemos poner tomate ya triturado), partimos a trocitos los pimientos y la cebolla, rehogamos todo un poco y le ponemos el laurel, la pizca de pimienta, pizca de orégano, perejil picado, una cucharadita de azúcar para quitarle la acidez al tomate y la sal, dejamos que hierva y le vamos poniendo las albóndigas que se harán mientras que se reduce el tomate hasta hacer la salsa

 

Buen provecho!!

Quizás también te interese:

Pechuga de pollo con especias

Pechuga de pollo con especias
Pechuga de pollo con especias

Muchos de nosotros solemos pasar la mayor parte del tiempo a dieta o al menos intentando comer cosas que sean bajas en calorías, por lo menos entre semana, para que así los pequeños placeres del fin de semana no causen estragos en nuestra anatomía (no todos tienen la suerte de algunos que comen y no engordan).
Y la fiel amiga de las dietas y del régimen es la pechuga de pollo por ser una carne con muchas proteinas, baja en colesterol y baja en calorías…. Pero tiene un inconveniente: es sosa como ella sola, no hay nada mas triste que una pechuga a la plancha. El truco para comerla y hacer de ella una fiesta sin tener que acudir al recurso de rebozarla (que rica la pechuga empanada! me recuerda a las salidas al campo en plan picnic) es usar a una buena aliada en un régimen: las especias.

Hace un año y medio me puse a dieta en serio y os puedo asegurar que este recurso me salvó del aburrimiento y me permitió cumplir mis objetivos mas fácilmente (y no es que comiera siempre pollo, pero ayudaba darle alegría al tema).
Normalmente suelo usar en mi cocina con las pechugas de pollo o bien un “popurri” de pimientas o unas especies que encontré en el Hipercor “toque especial Morocco”. Con unas u otras da gusto comer pechuga a la plancha.

Voy a poneros a continuación una receta baja en calorías, muy simple pero sabrosa.

Necesitareis los siguientes ingredientes:
-Pechuga de pollo
-Un tomate
-Un quesito fresco
-Albahaca u Orégano (según gustos)
-Aceite de oliva virgen y Sal
-Especies “Toque Especial Morocco” (Sal marina, Jenjibre, ajo, azucar, pimiento seco, alcaravea, sésamo, comino, canela, guindilla, cilantro, pimienta, tomillo, menta y cúrcuma)

Ponemos la plancha a calentar a 120º. Cogemos la pechuga de pollo y le ponemos las especies y la sal antes de ponerla en la plancha. Cuando el aceite esté caliente las ponemos en la plancha y en unos 5 minutos o menos las tendremos listas.

Para acompañarlas cogemos un tomate y lo cortamos en 4 rodajas, lo ponemos en el plato y rociamos con aceite de oliva y sal. Sobre las rodajas de tomate ponemos el queso fresco cortado también en lochas y espolvoreamos con albahaca y le ponemos otro poquito de aceite.


Así tenemos un plato bajo en calorías y muy sabroso con ayuda de las especias y las hierbas aromáticas. Y es verdad lo que me decía mi madre el otro día, desde que ando medio a dieta en mi despensa se han multiplicado el número de botes de especias y hierbas aromáticas… 😛

Quizás también te interese:

Bacalao a la plancha con pisto

Bacalao a la plancha con pisto
Bacalao a la plancha con pisto

Para esta receta necesitamos:

Un pimiento rojo
Un pimiento verde
Un tapín
Una berenjena
Una lata de tomate triturado
Un trocito de calabaza (opcional)
Una cebolla mediana
Bacalao
Una cucharadita de azúcar
Aceite de oliva
Sal

Picar la cebolla y pocharla en un chorro abundante de aceite de oliva, trocear  las verduras en cuadrados no demasiado pequeños e incorporarlo al aceite con la cebolla, poner el tomate triturado, este que empleo es uno que viene sin agua ( Lo tienen en Coviran ) se le pone el azúcar para que le quite la acidez y la misma cantidad de sal, se deja cocer hasta que las verduras estén tiernas y el tomate haya reducido, se rectifica de sal.

Si no gusta demasiado el amargor de la berenjena la ponemos un ratito con sal y así “suda”, para que no se oscurezca se ponen unas gotitas de limón. Se enjuaga, se escurre y la incorporamos  con las demás verduras.

Yo acompañé este plato con un lomo de bacalao troceado a la plancha con un poco de ajo y perejil muy picado.

Quizás también te interese: